Diferencias
Factores
Tratamiento
Efectos

¿QUÉ EFECTOS SON LOS ESPERABLES TRAS REALIZAR UNA DEPILACIÓN LÁSER?

Durante la sesión es normal notar cierta molestia en forma de quemazón, pinchazos o leve dolor.

Una vez acabada la sesión se observa la zona enrojecida y ese eritema puede persistir hasta el día siguiente.

En ocasiones, si el pelo es muy grueso, el enrojecimiento se concentra alrededor del pelo y es lo que se conoce como edema peri folicular. Este efecto es transitorio y es signo de que la depilación ha sido eficaz.
Unos días después se pueden observar puntos negros, que corresponden al pelo muerto que la piel está expulsando. Entre los 10 ó 15 días posteriores a la depilación láser, el paciente empezará a perder vello por ciertas zonas y durante varios días este proceso seguirá hasta que se caiga todo el vello que estaba en fase anágena (crecimiento) cuando hemos realizado el tratamiento. El resto del vello seguirá su crecimiento habitual.

Si el paciente se realiza rasurados entre una y otra sesión los efectos serán los mismos, sólo que no verá caer el pelo muerto, simplemente no crecerá ya en esa zona, produciéndose algunas calvas.

Si la paciente presenta facilidad para hacer hematomas, también en ocasiones los puede presentar tras hacerse una sesión. Por ello, se recomienda no tomar ácido acetilsalicílico (aspirina) el día de la sesión.
La depilación láser es una forma de agresión al folículo piloso y tras realizar una sesión pueden aparecer pústulas por infección del folículo (foliculitis). Este problema se resuelve con la aplicación de una crema antibiótica durante dos o tres días.
f